3793-D-2012 - PLAN NACIONAL DE ASISTENCIA ECONOMICA PARA MUJERES VICTIMAS DE VIOLENCIA FAMILIAR: CREACION.

El Senado y Cámara de Diputados...
 


Articulo 1º.- Crease el Plan Nacional de Asistencia Económica para mujeres victimas de violencia familiar.
 
Articulo 2º.- Se entenderá por violencia familiar la definición dada por la Ley Nacional 26485 Ley de Protección Integral a las Mujeres, en sus artículos 4º, 5° y 6º inc. a
 
Articulo 3º.- Las mujeres victimas de violencia familiar, con hijos menores a su cargo, que acrediten haber solicitado se excluya del hogar familiar al esposo o conviviente por casos de agresión y a las cuales no se les pueda regular cuota alimentaria, accederán inmediatamente a los Planes socio-laborales financiados con fondos nacionales que se implementen en el territorio nacional.
 
Artículo 4º.- Los requisitos para acceder al beneficio, definido en el Artículo 1º de la presente Ley, serán los siguientes:
 
1) Acreditar la situación de violencia familiar sufrida mediante copia de la denuncia y del escrito judicial que ordeno la medida cautelar de exclusión.
 
2) Tener hijos menores a cargo

3) No poseer empleo

4) No recibir cuota alimentaria

5) No recibir ningún tipo de ayuda económica gubernamental.

Articulo 5º.- El Poder Ejecutivo designara la Autoridad de Aplicación

Articulo 6º.- Se autoriza al Poder Ejecutivo a realizar las asignaciones y modificaciones presupuestarias pertinentes en el Presupuesto General de Gastos y Cálculos de Recursos para el ejercicio fiscal a efectos de hacer efectivo el cumplimiento de la presente ley
 
Articulo 7º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional

Señor presidente:
 


Este proyecto es enmarca en el cumplimiento del articulo 10 inc. 3 y el articulo 11 inc.2 de la ley 26485, referidos a la implementación por parte del estado nacional de políticas publicas para el desarrollo de las acciones prioritarias para la asistencia de la mujer victima de violencia promoviendo la articulación con los distintos ministerios y secretarias del Poder Ejecutivo nacional, jurisdicciones provinciales y municipales, universidades y organizaciones de la sociedad civil.
 
Desde el año 1985, en el que Argentina ratifico la Convención para la Eliminación de Toda Forma de Discriminación Contra la Mujer, se han aprobado leyes que se orientan a resolver los problemas que las afectan. Entre ellas la Ley 26485 sobre la Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos donde se desarrollen sus relaciones interpersonales.
 
Los derechos humanos de las mujeres han avanzado mucho en cuanto a su aspecto normativo. Lamentablemente este avance pocas veces se refleja en las sentencias judiciales, ya que el derecho no logra modificar pautas culturales cuyo anclaje esta dado en estereotipos tradicionales.
 
Otro problema grave es la población bajo la línea de pobreza, situación que afecta mayoritariamente a mujeres y niñas y niños menores de 14 años. La pobreza esta asociada a otros terribles males sociales, como el déficit de vivienda, el analfabetismo, la desocupación, la falta de acceso a la atención de la salud que convierten a estos sectores poblacionales en la categoría de los "nuevos excluidos", exclusión que puede arrojarlos a un final de mayor violencia. Lo cierto es que en líneas generales, la pobreza se transmite de padres a hijos dando lugar a la generación de nuevas familias también pobres.
 
El 50% de las niñas y niños menores pobres esta a cargo de madres solas que hacen frente a la situación generando algún recurso económico en ocupaciones de "refugio", como el empleo domestico en negro, con remuneraciones que estremecen la imaginación.
 
En este contexto, tenemos como resultado que la situación de las mujeres de los sectores populares avanzo muy poco en cuanto al acceso al ejercicio de los mismos. La cultura patriarcal hegemónica se encarga de velar porque esta situación se perpetúe haciendo del sometimiento femenino la postal real de nuestra sociedad.
 
La situación laboral de las mujeres conspira para mantenerlas en el estatuto de "pobres" ya que en nuestro país no se respeta el principio de igual remuneración por igual trabajo: se calcula que las mujeres, cuando trabajan, ganan entre un 25 y un 30 % menos que los varones.
 
La asociación entre pobreza y marginalidad suele ser frecuente. A fuerza de carencias varias, un puñado de males estalla en el seno de los hogares y barrios de la mano del hambre, el desempleo y la deserción escolar, multiplicando los problemas que refuerzan la exclusión de los ya excluidos. Sin embargo, un relevamiento de la Dirección General de Políticas de Genero de la Provincia de Buenos Aires cuestiona las conclusiones rápidas y arroja una realidad distinta: 7 de cada 10 victimas de la violencia domestica que denunciaron agresiones en las Comisarias de la Mujer y la Familia son de nivel socioeconómico medio y alto, y el 80% vivía en casas o en departamentos.
 
La Dirección proceso que sobre las denuncias realizadas en general, el 85% de los denunciados fueron varones, y el 84% de las victimas, mujeres mayores. El hecho de que el 69% de las victimas se concentre en los niveles socioeconómicos medio y alto, y que 8 de cada 10 no vivan en villas de emergencia sino en casas y departamentos, alumbra realidades poco difundidas del complicado flagelo de la violencia domestica y puede leerse con una clave que indicaría que los sectores mas vulnerables no tienen ni los medio ni la información necesaria para hacer la denuncia y seguir el caso por la vía legal, muchas de las victimas no pueden acercarse a las comisarias de la mujer que existen debido a que son muy pocas en relación a la importancia y recurrencia del problema y su ubicación hace que el denunciante deba recorrer una distancia importante y muchas veces no tiene el dinero necesario para pagarse el pasaje.
 
La incidencia de la pobreza en Argentina afecta mas a los hogares que tienen a una mujer como jefa, de acuerdo con un informe oficial del país que analizo un comité de expertas. Cabe destacar como una particularidad de la violencia familiar, que el 30% de las mujeres victimas de homicidio son asesinadas por sus parejas. Situación que cruza todos los niveles sociales.
 
Somos plenamente conscientes de los actuales esfuerzos gubernamentales para intensificas las prestaciones sociales como la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazadas, los programas de reinserción laboral, la atención sanitaria y las becas de estudios. Sin embargo, sabemos claramente que en la realidad solo amortiguan en parte los niveles de pobreza que indican los bajos ingresos familiares.
 
El objetivo de este proyecto es amortiguar la pobreza que afecta a las mujeres en riesgo por violencia familiar, para que a esta no se sume la violencia económica de no tener los medios mínimos para garantizar su subsistencia.
 
Por los motivos expuestos y con la meta en legislar para garantizar el acceso a los derechos a cada uno de los habitantes de nuestra nación, en especial a aquellos sectores que se encuentran excluidos, es que solicito a los Diputados y Diputadas la aprobación del presente proyecto.

Firmantes: Harispe, Gastón.

Giro a comisiones: FAMILIA, MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA -  ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA -  PRESUPUESTO Y HACIENDA

Suscribite aquí

Referentes

Carlos Heller

Presidente PSol

Juan Carlos Junio

Secretario General