Carta a los compañeros de Mendoza

18/07/2008


Compañeras y compañeros solidarios de Mendoza:

Quiero a través de estas líneas enviarles un saludo fraternal y compartir algunos conceptos desde la mirada  militante y solidaria que nos une. Este encuentro  tiene que servir para reafirmar el compromiso para la construcción de una nueva y verdadera fuerza política en Mendoza y en la Argentina.
No queremos tener un partido político formal, no queremos una  mera estructura administrativa y jurídica.
 

Queremos ser una nueva posibilidad de participación popular para cientos de miles de ciudadanos que tienen deseos y voluntad de participar en política y que no se sienten representados por las organizaciones políticas tradicionales.
Qué le ofrecemos a esos cientos de miles de argentinos a cambio de pedirles su adhesión y su incorporación al Partido Solidario?
Le ofrecemos compartir un sitio de militancia política por las ideas que venimos luchando desde el Movimiento Social.
Somos nuevos en política pero tenemos historia.
Tenemos un arsenal de propuestas que venimos sosteniendo desde el Movimiento Cooperativo. Un arsenal de propuestas para contribuir a consolidar una perspectiva de transformaciones profundas en lo económico, en lo político  y en lo social.
Lo volvemos a decir sin eufemismos y los últimos acontecimientos así lo certifican, estamos ante un gobierno en disputa y frente a la disputa no somos ni seremos observadores neutrales o analistas políticos. Tenemos una posición clara de autonomía no confrontativa y estamos de acuerdo con este gobierno en las cuestiones fundamentales por la cuales está atacado. Y  no podemos ser ingenuos y desconocer porqué y quiénes lo atacan.
En primer lugar se lo ataca  por su lineamiento de política internacional. No olvidan que aquí fue enterrado el ALCA; no olvidan que la Argentina le dio la espalda a las relaciones carnales y que se realineó con los demás procesos populares de América Latina; no olvida y no perdona que Argentina voto contra las sanciones a Cuba en la Naciones Unidas; no olvidan que nuestro país es un activo participante en iniciativas que tienden a consolidar un proceso de integración latinoamericana de nuevo tipo, como el Banco del Sur.
Y si bien no formamos parte del gobierno nosotros también nos sentimos atacados porque compartimos el juzgamiento a los genocidas, la no represión a las protestas sociales, la reactivación de la política que confronta posiciones en materia de redistribución de la riqueza y del rol del Estado. Nos equivocaríamos si creyéramos que el reciente conflicto  ha concluido. En realidad lo que ha sucedido es que se ha revelado la magnitud  de la disputa.
Y lo repetimos una vez más esto avanza y se soluciona con más estado, con más retenciones a la renta extraordinaria, con más redistribución de la riqueza, con más democracia y participación popular, con más movilización y militancia. Y desde esta perspectiva es que ejercemos nuestra autonomía y nuestra crítica constructiva al Gobierno Nacional.
Y desde este compromiso es que señalamos las deficiencias en contenidos y formas que le facilitan el campo a los enemigos de un verdadero nuevo modelo de país.
La construcción del Psol la debemos encarar con esta lógica que estamos planteando.
Tenemos que llevar un mensaje a los sectores medios de la sociedad Argentina que evite que jueguen a favor de la vieja y nueva derecha.
Tenemos que ser parte de un proyecto estratégico que es evitar falsas polarizaciones.
Las viejas y nuevas derechas cultivan viejos prejuicios étnicos y de clase y están trabajando, con la activa participación de los grandes grupos mediáticos para desgastar al gobierno, limarlo, recuperar la iniciativa y abortar el proceso abierto en mayo del 2003.
Nuestra principal tarea es entonces hacer foco en el medio natural en el que históricamente nos hemos movido y llegar allí con el debate de ideas, con una verdadera batalla de ideas.
La lucha política no se hace sólo con consignas, se hace con ideas y esto requiere militancia.
Y tenemos que ser innovadores y abrir la posibilidad del debate y compartir incluso los interrogantes que tenemos en materia de cómo poner en marcha un proceso de mayor participación popular en la Argentina.
No somos los dueños de la verdad. Somos sí dueños de una historia que acredita que es posible gestionar con transparencia, democracia y participación.
Y con los métodos que conocemos más los que nos propongan los nuevos afiliados al Partido salgamos a construir políticamente en cada barrio, en cada localidad, en cada provincia.
De esto modo si vamos a lograr que el PSOL en poco tiempo tenga identidad y presencia y tengamos entonces candidatos en las contiendas electorales y futuros representantes solidarios en los organismos políticos del sistema democrático.

Vamos entonces por más

Por más participación popular
Por más democracia
Por más justicia social
Por una verdadera emancipación nacional


Un gran abrazo,


Carlos Heller

Suscribite aquí

Referentes

Carlos Heller

Presidente PSol

Juan Carlos Junio

Secretario General