Con una delegación de 150 compañeras, el PSol participó del Encuentro Nacional de Mujeres

06/11/2017
Mujeres

Por Frente Nacional de Mujeres PSol

Entre el 14 y el 16 de octubre el Partido Solidario estuvo presente en el 32° Encuentro Nacional de Mujeres realizado en la provincia de Chaco.

La delegación de 150 compañeras de nuestro Frente de Mujeres, provenientes de CABA, Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Tucumán, Mendoza, San Juan, y Santa Fe, junto a miles de mujeres de todo el país pertenecientes a diferentes colectivos políticos, sindicales, espacios barriales, organizaciones estudiantiles, participamos de los más de 70 talleres que se realizaron en escuelas, calles y plazas, donde debatimos sobre las problemáticas que nos afectan a todas, a la vez que defendimos –en el marco de las elecciones- a la Unidad Ciudadana como única alternativa real frente a la derecha que hoy nos gobierna. Asimismo, estuvimos presentes en la conferencia de prensa que se llevó a cabo como consecuencia de la arbitraria decisión judicial -una más- del regreso de Milagro Sala al penal de Alto Comedero.

También nos hicimos presentes en la tradicional Marcha del ENM junto con las otras expresiones políticas del Frente de Mujeres Nacional y Popular, bajo las consignas de Aborto legal, seguro y gratuito, libertad para Milagro, justicia para Santiago, educación sexual integral en todos los niveles, cupo laboral para personas trans, paridad en todos los poderes del Estado.

El 32° Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco se llevó a cabo en sintonía con la inagotable fuerza que vienen desarrollando las distintas expresiones de lucha de las mujeres y las voces femeninas que se alzan en todo el mundo defendiendo nuestros derechos. Porque si bien el encuentro tiene lugar tres días al año, su militancia y organización lleva largos meses de trabajo y promueve una diversidad de instancias de construcción y articulación.

Fue un fin de semana en donde nos conectamos con la perspectiva de género, la sororidad, con las que estamos en la misma situación y con las que no, aprendimos, compartimos y -por sobre todo- construimos. Tenemos en claro que sí es posible un mundo diferente, que sí es posible resistir desde abajo, que sí podemos crear esos mundos que queremos y que sí podemos empoderarnos de esas convicciones cada día más.

A pesar de la adversidad que presenta el actual contexto político-económico nacional -de claro signo neoliberal- que se rige por la lógica de mercado hacia todos los planos de la vida social, el movimiento de mujeres e identidades femeninas dio un nuevo paso adelante concretando esta confluencia de voluntades y militancia, cuyo marco se dio este año en pleno encarcelamiento de Milagro Sala, mujer que representa todo aquello que el sistema patriarcal desea oprimir.

El ENM nos representa y es una excelente oportunidad que nos brinda visibilidad para irrumpir en la política de un país que nos ignora y que no escucha. Entonces, Chaco se transformó en una caja de resonancia que nos permitió alzar la voz para que nuestras propuestas sean escuchadas.

Hoy los feminismos logran sintetizar desde la acción política la resistencia necesaria para impedir el avance del proyecto de exclusión que viene implementando el gobierno nacional y construir a la vez una alternativa emancipadora. Por eso tenemos presente que seguiremos en las calles, en las plazas, organizadas siempre en las luchas feministas. Empoderarnos con la sororidad como base y la acción como parte de nuestra contribución al sueño de un proyecto de país y de otro mundo que, como decimos siempre, no sólo es posible sino que además es necesario.

La delegación de 150 compañeras de nuestro Frente de Mujeres, provenientes de CABA, Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Tucumán, Mendoza, San Juan, y Santa Fe, junto a miles de mujeres de todo el país pertenecientes a diferentes colectivos políticos, sindicales, espacios barriales, organizaciones estudiantiles, participamos de los más de 70 talleres que se realizaron en escuelas, calles y plazas, donde debatimos sobre las problemáticas que nos afectan a todas, a la vez que defendimos –en el marco de las elecciones- a la Unidad Ciudadana como única alternativa real frente a la derecha que hoy nos gobierna. Asimismo, estuvimos presentes en la conferencia de prensa que se llevó a cabo como consecuencia de la arbitraria decisión judicial -una más- del regreso de Milagro Sala al penal de Alto Comedero.

También nos hicimos presentes en la tradicional Marcha del ENM junto con las otras expresiones políticas del Frente de Mujeres Nacional y Popular, bajo las consignas de Aborto legal, seguro y gratuito, libertad para Milagro, justicia para Santiago, educación sexual integral en todos los niveles, cupo laboral para personas trans, paridad en todos los poderes del Estado.

El 32° Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco se llevó a cabo en sintonía con la inagotable fuerza que vienen desarrollando las distintas expresiones de lucha de las mujeres y las voces femeninas que se alzan en todo el mundo defendiendo nuestros derechos. Porque si bien el encuentro tiene lugar tres días al año, su militancia y organización lleva largos meses de trabajo y promueve una diversidad de instancias de construcción y articulación.

Fue un fin de semana en donde nos conectamos con la perspectiva de género, la sororidad, con las que estamos en la misma situación y con las que no, aprendimos, compartimos y -por sobre todo- construimos. Tenemos en claro que sí es posible un mundo diferente, que sí es posible resistir desde abajo, que sí podemos crear esos mundos que queremos y que sí podemos empoderarnos de esas convicciones cada día más.

A pesar de la adversidad que presenta el actual contexto político-económico nacional -de claro signo neoliberal- que se rige por la lógica de mercado hacia todos los planos de la vida social, el movimiento de mujeres e identidades femeninas dio un nuevo paso adelante concretando esta confluencia de voluntades y militancia, cuyo marco se dio este año en pleno encarcelamiento de Milagro Sala, mujer que representa todo aquello que el sistema patriarcal desea oprimir.

El ENM nos representa y es una excelente oportunidad que nos brinda visibilidad para irrumpir en la política de un país que nos ignora y que no escucha. Entonces, Chaco se transformó en una caja de resonancia que nos permitió alzar la voz para que nuestras propuestas sean escuchadas.

Hoy los feminismos logran sintetizar desde la acción política la resistencia necesaria para impedir el avance del proyecto de exclusión que viene implementando el gobierno nacional y construir a la vez una alternativa emancipadora. Por eso tenemos presente que seguiremos en las calles, en las plazas, organizadas siempre en las luchas feministas. Empoderarnos con la sororidad como base y la acción como parte de nuestra contribución al sueño de un proyecto de país y de otro mundo que, como decimos siempre, no sólo es posible sino que además es necesario.

 

Galería de imágenes

Suscribite aquí

Referentes

Carlos Heller

Presidente PSol

Juan Carlos Junio

Secretario General