Diversidad en movimiento, géneros y emancipación

05/10/2020

El 18 de septiembre compartimos con Gabi Nacht, Juan Carlos Junio y Verónica De Luca una actividad del Frente de Mujeres y Diversidad PSol CABA que invitaba a la reflexión de la perspectiva de géneros y diversidad en nuestros contextos sociales y políticos.

El tema de la actividad fue acertado: estamos en aislamiento, la política no. El desafío es enorme para nuestro país en el contexto de pandemia, establecer acuerdos económicos dentro y fuera con una economía destruida por el neoliberalismo de los últimos años, recuperar las políticas de salud bajo una auténtica herencia de desmantelamiento y reduccionismo del Estado. Y desde ahí sostener el planteo del movimiento de mujeres y diversidad como transformador de nuestras realidades. ¿Qué alcance tienen nuestras agendas feministas? Aquí algunos apuntes de la actividad que orientan nuestra agenda impostergable.

La cuestión de los Derechos es el dilema de todas las épocas, son cuestiones presentes en la historia política latinoamericana, donde logramos avanzar mediante la lucha social y política de los pueblos para lograr el reconocimiento de los derechos culturales, sociales, económicos, derechos humanos, y los relacionados con el trabajo. Las desigualdades de género son una expresión situada, territorial, ligada a las desigualdades sociales y económicas de las mujeres, feminismo popular que incorpora la perspectiva de lesbianas, travestis y toda la diversidad.

Esta agenda es parte de nuestro Frente, que por mucho tiempo militamos por un país con todxs dentro, significado que ahora se está materializando. Teniendo Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, se abre otra puerta de oportunidades para ser una sociedad más justa, igualitaria, solidaria y transfeminista.

Para situar nuestras agendas ministeriales cabe decir que el feminismo, como acción política, es acción de transformación de las realidades, buscamos anular las violencias y jerarquías de un orden naturalizado patriarcal que reproduce desigualdades. El feminismo decolonial genera una tensión fundamental con los Estados liberales republicanos latinoamericanos que son parte de una expresión de un modo de colonialismo patriarcal, y dentro de las luchas sociales la noción de pueblo, sobre todo a partir de la categoría de las intersecciones, permite recuperar nuestros territorios, pueblo serán también las mujeres rurales, las atravesadas por la desigualdad, las trans, travestis, no binaries.

Para nosotras en el pueblo, necesitamos una línea de políticas públicas de primer nivel, tensando las lógicas patriarcales que anidan dentro de las instituciones del Estado, con mayor paridad y diversidad, transversalizando a todos nuestros territorios, a los espacios institucionales, es una misión política, lograr tensar para que no se aplanen nuestras luchas.

Recuperar estas historias de luchas invisibilizadas de las organizaciones trans travestis, fijar información estadística oficial que exprese el impacto en las instituciones del Estado, la expulsión del sistema de salud y la expulsión del sistema educativo, ya que la violencia estructural termina con nuestras vidas a los 40 años.

El mercado laboral no resolvió el problema, entre el 80 y 90% de las personas trans están en prostitución, realmente nos encontramos con un grupo poblacional que no tuvo oportunidades. Por ello, el decreto de Cupo laboral trans es una herramienta a un cambio económico, social y cultural, un desafío enorme para la sociedad.

 

Alba Rueda activista Trans.
Frente de Mujeres y Diversidad PSol.
Subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

Autor

Suscribite aquí

Referentes

Carlos Heller

Presidente PSol

Juan Carlos Junio

Secretario General