El interés oculto

25/04/2021

Bajo una encendida defensa de la presencialidad en las escuelas, el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta esconde lo que los mediadores denominan “el interés oculto”. 
En las instancias de mediación, los profesionales trabajan para echar luz sobre ese “interés oculto” que guía a las partes en conflicto, suponiendo que con ello podrán arribar a un punto de acuerdo entre ambos contendientes. 
Intentando posicionarse como el máximo referente de su espacio, como el más duro entre los duros, Horacio Rodríguez Larreta y su equipo de gobierno trabajan a diario buscando confrontar con el Gobierno nacional. Esta política de confrontación se da de patadas con lo que sería una verdadera política de protección sanitaria, sobre todo frente a lo que se manifiesta como una verdadera oleada de contagios y en el marco de una ciudad rica, plagada de recursos económicos, con el nivel de ingresos por habitante más grande del país. 
La embestida es feroz. Tratan de aprovechar el malestar, los problemas económicos generados a partir de la pandemia y el desastre heredado luego de cuatro años de gobierno de Cambiemos. Intentan desgastar al Gobierno nacional, tenerlo permanentemente contra las cuerdas, buscando ese golpe de “knock out” que les permita su reemplazo lo antes posible, porque han decidido hace tiempo que para ellos comenzó la cuenta regresiva. 
Es allí donde queda a las claras que las verdaderas intenciones del Gobierno porteño no tienen que ver con la presencialidad en las escuelas, ni tampoco con la defensa de la autonomía porteña. Se busca generar las condiciones que deriven en un “desastre sanitario” y, con ello, poder cargar la responsabilidad del mismo en el Gobierno nacional. De este modo, el descontento social con la dirigencia política sería creciente y la angustia ciudadana por la pérdida de vidas abonaría el “sentimiento antipolítico” guía del accionar de Juntos por el Cambio.
Un escenario de catástrofe permitiría la reaparición de aquellos que siempre denigraron a la política, construyendo de ese modo métodos de protección de sus propios intereses que, como bien sabemos, se contraponen con los intereses de los sectores populares.
Con el “interés oculto” del Jefe de Gobierno porteño cada vez más a la vista, lxs trabajadorxs nos pusimos al frente de la pelea para garantizar las medidas de protección de la salud de toda la población instrumentadas desde el Gobierno nacional. Docentes y trabajadorxs del Estado porteño llevaron a cabo durante la semana anterior medidas de fuerza en defensa de la salud, la vida y la democracia. A partir del día de hoy suman su apoyo a la campaña lxs cooperativistas de trabajo encargados de la limpieza y el reciclado de materiales en la Ciudad, buscando empatía y asociación con otros sectores. 
Además, debemos exigirle al Jefe de Gobierno no solo políticas de cuidado, sino también políticas económicas de auxilio a lxs trabajadorxs, a las PyMEs y comerciantes que necesitan de esos cuidados.
Sin embargo, es necesario preservar las energías y el consenso social acumulado sabiendo que las consecuencias para lxs compañerxs docentes serán terribles. Sufrirán descuentos muy importantes y persecuciones en sus lugares de trabajo. 
Por otra parte es preciso no cometer errores que nos lleven a realizar contribuciones involuntarias que deriven en el escepticismo, la desconfianza y la incredulidad, sentimientos que culminan en el repliegue del individuo y el rechazo a todo tipo de organización y unidad con solidaridad. 
En este sentido es que el Partido Solidario debe contribuir a este proceso de organización atento a su condición de fuerza política que promueve la igualdad, la solidaridad y la defensa de los valores democráticos.

Suscribite aquí

Referentes

Carlos Heller

Presidente PSol

Juan Carlos Junio

Secretario General