Frente de Todos y el camino de la unidad

07/10/2019

El último invierno neoliberal durará cuatro años, así lo expresó la ciudadanía en las PASO y lo ratificará nuevamente en apenas 20 días. Vamos a cerrar esta etapa y comenzar a trabajar para poner de pie al país y a la Patria, luego del desastre que este modelo de exclusión dejará a los argentinos y, particularmente, a los bonaerenses.

En este escenario, el trabajo militante está cargado de actividades; toda la Provincia está movilizada y esperanzada porque sabemos que Axel y Verónica gobernarán nuestro distrito desde el 10 de diciembre. Sabemos de la complejidad que representa en términos de gestión lo que vendrá, pero también sabemos que los referentes y la ciudadanía estamos a la altura de ese desafío.

El entramado que constituye nuestro Frente de TODXS también se nos presenta como oportunidad de ser protagonistas de este presente histórico.

En estos últimos días protagonizamos muchas actividades; mencionaré solo dos de esas acciones que nos ponen en diálogo con los sectores que representamos: los encuentros en Lanús y Tigre con PyMEs y comerciantes, acompañados por Edgardo DePetri y Julio Zamora, candidatos a intendentes de sus municipios, y por nuestros referentes nacionales Juan Carlos Junio (Secretario General) en el primer caso, y Carlos Heller (Presidente), en General Pacheco, Partido de Tigre.

Es en este marco que desplegamos la doble acción de nuestra militancia partidaria: por un lado tenemos que estar presentes en cada uno de los lugares donde desarrollamos nuestra propuesta y crecer como Partido Solidario. Y en paralelo tenemos que representar al Frente de TODXS haciendo nuestro aporte a la derrota del modelo neoliberal en toda la provincia.

Suele decirnos Carlos Heller que la amplitud de la construcción de la unidad implica menos profundidad de los contenidos que se ponen en juego a partir del acuerdo. Es fundamental comprender esa lógica y saber que todo proceso de unidad implica una disputa, disputa que pone en juego la hegemonía que da forma a esa construcción que es amplia y diversa.

Es la enorme diversidad que presenta la construcción del proceso de unidad la que hace que la puja por la participación en los espacios de representatividad y de futuro gobierno sea intensa.

En este mismo diálogo que está en movimiento es vital para nuestra militancia comprender que lo particular de las acciones y construcción de nuestro partido está en estrecho vínculo con lo general, pero a la vez lo general existe en lo particular. Lo que quiero decir es que todo lo particular de una forma u otra es lo general. Cada uno de nosotros somos el FRENTE de TODXS, en tanto somos Partido SOLIDARIO.

Poder asumir este camino en la construcción de un bloque histórico implica en cada uno de nuestros militantes transitar el fortalecimiento del proyecto político en la diversidad de comprender la gestión del Estado y la construcción de las políticas públicas. Debemos debatir, construir, convencer, en los lugares donde desarrollamos nuestra fuerza solidaria.

Siempre decimos que la dialéctica es un hacerse con otros. Ese camino que andamos juntos con las compañeras y compañeros, lo que definimos como campo nacional, es de alguna manera lo que pone en discusión la identidad de nuestro espacio y nuestro frente.

Tenemos que entender que el Partido Solidario es una herramienta puesta al servicio de la construcción frentista, que tiene por misión política interpelar y representar a un sector de la sociedad sobre el que queremos influir: las capas medias, los pequeños y medianos empresarios, comerciantes, profesionales, docentes y estudiantes, que puedan encontrarse en nuestra propuesta progresista y transformadora de la sociedad, que nos permita construir un modelo distributivo de la riqueza y del ingreso, igualitario, participativo y democrático y latinoamericanista.

A su vez, resulta necesario profundizar el proceso de la ampliación de la base participativa del partido: crecer, afiliar, incorporar a referentes de los lugares donde estamos militando, de las cooperativas, de los clubes de barrio y las sociedades de fomento, y avanzar en el vínculo cotidiano con otras organizaciones políticas y sociales que disputan en este presente la posibilidad de construir un futuro con inclusión, trabajo y dignidad.

Esa construcción en movimiento nos impone la enorme tarea de atender las diversidades propias, con un sentido, con un norte militante que es el que marca la línea de nuestro partido.

Es necesario no cristalizar ningún momento de esta construcción frentista, no hay definiciones eternas, todas son provisorias.

En ese movimiento transitamos, fortalecemos nuestro proyecto político. En ese movimiento nos formamos, participamos, organizamos nuestra fuerza. En ese movimiento nos comunicamos, organizamos el discurso, unificamos estéticas y criterios. En ese movimiento respetamos la estructura partidaria, y los acuerdos que van de lo general a lo particular.

Es en ese movimiento que comprendemos la realidad, con sus opacidades y pliegos. Es en ese movimiento que queremos ser arte y parte de este futuro que muy pronto será presente, que será de TODXS, que será de y para nuestro pueblo.

Suscribite aquí

Referentes

Carlos Heller

Presidente PSol

Juan Carlos Junio

Secretario General